Rafa Rodrigo – Presentador, reportero y locutor

SRI LANKA, LA ISLA DE LAS MIL CARAS

Playaybarcos

Muy buenas,

han pasado ya casi 9 semanas desde que salí de mi casa de Madrid y comenzara la aventura de recorrer el mundo durante el verano. Precisamente en esta estación del año, suelo pasar mis vacaciones en la costa del levante español, en Valencia.

Creo que para la gente que somos del interior, nos gusta disfrutar del mar en nuestro tiempo libre. O bueno, al menos por lo que a mi respecta, me encanta.
DCIM100GOPRO

Por esa razón, ya tenía ganas de ver la playa y disfrutar de esas horas de sol que broncean tu cuerpo y te hacen sentir libre de todo.

¡Y por fin llegó el momento! Ha sido en Sri Lanka donde he podido disfrutar de las olas del océano Indico (mi primer baño en este océano). El calor del agua que me recuerda al de mi mediterráneo querido… y con unas playas de ¡INFARTO! ¡espectaculares!

Si bien es cierto que no es la mejor época del año (en agosto) para visitar esta costa, debido a las constantes lluvia, yo me lo he pasado como un auténtico niño entre baño y baño.

Veronica y yo nos escapamos hasta Hikkaduwa, un precioso pueblo situado a unas 3h de Colombo que cuenta con algunos de los paisajes costeros más bonitos de Asia.

Unos días más tarde y acompañados por nuestros compañeros franceses (Nathalie & Maël) fuimos hasta el norte de la isla, a Kalpitiya. Uno de los destinos fetiche de los surferos europeos y australianos.

Tras vivir varios días entre bungalows y tiendas de campañas, hemos intentado practicar kite surf, pero debido a la falta de tiempo y preparación no pudimos hacerlo, así que probamos con el “paddling”. Un deporte bastante más complicado de lo que parece. Todavía tengo agujetas en mis piernas del esfuerzo.

Y si por un lado la playa me ha dejado el sabor del verano en los labios, descubrir las ciudades de Colombo y Kandy ha sido otra de las grandes experiencias de este viaje.

Comida_SriLankaEn la capital singalesa hemos vivido algunas de las tradiciones del país, como comer con las manos sin utilizar los cubiertos. Algo complicado, pero que hay que intentar. También he comprobado la curiosidad de la gente joven por conocer la cultura más “tecnológica”. Ha sido muy divertido caminar por las calles de la ciudad mientras que varias decenas de jóvenes nos seguían con el móvil en la mano intentando grabar todo e incluso pidiéndonos amistad a través de las redes sociales (varios de ellos son ahora mis amigos en Facebook, jejeje).

Otra de las cosas que también me ha sorprendido y MUCHO, ha sido la constante sonrisa de la gente. Es interesante analizar cómo al ir caminando por una calle del centro, miraras a quien miraras (policías, taxistas o simplemente viandantes) todos tenían una sonrisa preparada para ti. Al hablar con Alexander (nuestro anfitrión en Kandy) nos contaba que para ellos, sonreír es algo natural desde pequeños.

“No cuesta nada hacerlo y es algo precioso. ¿Sabías que al sonreír ejercitas cientos de músculos en la cara? ¡Es un ejercicio genial!” – nos comentaba de manera simpática.

Creo que de todo el viaje me quedo con eso, con la sonrisa, con la alegría que me han transmitido. Así que a partir de ahora, a sonreír mucho más. Total, no cuesta nada :=)

 @RafaRodrigoWeb

Like this Article? Share it!

Leave A Response